Cuidando nuestro hogar tierra.

Cuidando nuestro hogar tierra.

A todos nos gusta disfrutar de lugares que nos ofrecen un contacto más cercano con la naturaleza, por ejemplo, pasear por la montaña, por un lago o por un bosque, y por supuesto, de los animales autóctonos también.

Pero lo cierto es que para que todos podamos hacerlo sin causar daño, debemos cuidar de esos lugares. ¿Cómo lo logramos?
Una manera muy sencilla y que está al alcance de todos es cuidar de no contaminar con basura.

Una botella de plástico puede tardar hasta 1.000 años en degradarse, una bolsa hasta 150 años y las botellas de vidrio hasta 4.000 años.

Tristemente los animales se ven muy afectados, a veces ingieren basura creyendo que es alimento, otras se asfixian cuando quedan atrapados en bolsas.
Por todo esto, a la hora de volver a casa, miremos a nuestro alrededor para asegurarnos de no haber dejado botellas, bolsas o latas.

Incluso es bueno llevar una bolsa grande o una caja para los residuos que generamos durante el paseo.
De ésta manera vamos a cuidar de nuestro hogar, el Planeta Tierra, recordando que «CUANDO SALIMOS DE NUESTRA CASA, ENTRAMOS EN LA CASA DE TODOS».

Deja una respuesta